Como todos, Serbia también está sufriendo los efectos del confinamiento. Al contrario que que en España, allí no tienen un confinamiento total, sino que está basado en la aplicación de un toque de queda, que de lunes a viernes va de 5 de la tarde a las 6 de la mañana, y los fines de semana es completo.

Viendo este percal, el tráfico en Belgrado, capital de Serbia y con una población de 1.3 millones de habitantes, es, por supuesto, mínimo.

Y sin embargo, casi los dos únicos coches circulando por la ciudad tuvieron un accidente. Pero la historia no acaba ahí.

Si ya crees que ss poco probable que haya conductores tan cazurros como para chocar en semejante espacio abierto, espérate porque la cosa va a más. La coña es que, al día siguiente, y en otro punto de la misma avenida, las mismas personas en los mismos coches tuvieron otro accidente, ésta vez más aparatoso:

Y lo que es peor, esto parece que es un suceso recurrente en Belgrado. En el año 1903, cuando Serbia formaba parte de una Yugoslavia que todavía era un reino, en todo Belgrado sólo había dos coches. La introducción del coche en el país fue muy lenta debido a causas socioeconómicas y a la lejanía y las dificultades para la comunicación comercial con los países que manufacturaban coches.

Sin embargo, eso no fue razón para que los que, por aquel entonces, eran dos únicos autos de toda la ciudad, tuvieron también un accidente, dandose el uno contra el otro en un cruce.

Serbia es un país precioso, pero si las calles de Belgrado son así cuando no hay casi ni un coche por ellas, no me quiero ni imaginar cómo serán con el tráfico de hora punta. Así que ya sabéis, si algún día alquilas un coche en Serbia, cuidadito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí